Proyecto de reforma y decoración de una cocina

 

Los clientes buscaban un cambio en la imagen de su cocina. La nueva distribución no sólo da un aire más moderno a la estancia si no que la convierte en un lugar más funcional ya que la nueva peninsula genera un nuevo espacio para comer en la misma, ideal para ocasiones informales.

La decoradora seleccionó tonos neutros como el blanco, el beige y la madera para las diferentes combinaciones.

El juego con el cambio de pavimento que realizan los azulejos otorga personalidad y originalidad.